... todo lo que puedas soñar La Alpujarra Historia Naturaleza Fiestas Gastronomía Patrimonio monumental, urbano y agrícola Senderismo Casas y Hoteles NOTA
Si quieres poner tu anuncio aquí puedes ponerte en contacto con nosotros envíanos un email. Descripción de tu casa rural, hotel............ Descripción de tu casa rural, hotel............ Descripción de tu casa rural, hotel............
Teléfono:                 
Nombre de la casa, hotel...
P U E B L O S
SENDEROS SENDEROS CASAS SENDEROS RUTAS CULTURA NATURA PUEBLOS La Alpujarra … todo lo que puedas soñar

Pueblos de La Alpujarra Media - Camino de los valles

El municipio de Lobras está situado en la parte centro-sur de La Alpujarra Granadina . Limita con los municipios de Juviles, Bérchules, Cádiar, Albondón y Cástaras. El ayuntamiento lobreño está formado por los núcleos de Lobras, Tímar y Cortijo de los Morones. Este municipio es el más pequeño en población de toda la comarca alpujarreña, y tanto Lobras como Tímar y el Cortijo de los Morones, forman parte del Sitio Histórico de La Alpujarra.   Lobras se encuentra situado sobre un pequeño cerro cuya cumbre, de 936 metros de altitud, la ocupa la plaza de la iglesia, alrededor de esta plaza se encuentra este edificio y el Ayuntamiento. Tímar es el núcleo situado más al norte del término municipal, dispuesto siguiendo las curvas de nivel en la media ladera, bajo el Cerro El Fuerte, a 1070 metros sobre el nivel del mar. Los Morones es un conjunto de cortijos de disposición dispersa situados por lo general a la umbría en el conjunto de barrancos que alimentan al Río Guadalfeo, con unas altitudes que van desde los 750 metros a los 1300 metros.

LOBRAS

Lobras nació durante los primeros años de dominación islámica, aunque la existencia de una antigua explotación de mercurio no descarta que hubiera un asentamiento anterior. Sufrió los avatares de la Rebelión Morisca  y posterior represión de los ejércitos de Juan de Austria, expulsando a la población y repoblando más tarde con cristianos viejos, aunque, desde este despoblamiento sufrido en el siglo XVI, no ha sido un núcleo grande.   El origen del nombre de Tímar podría proceder del latín “timen”, “el temido”, en alusión al temor que probablemente inspiraría a los pobladores de todos los alrededores, la antigua fortaleza de El Fuerte, antaño fue famoso por sus telares, por su seda y por sus minas de mercurio. Las Minas de Tímar junto a las Minas de los Casarones, ambas de la segunda mitad del siglo XIX, forman el patrimonio minero del municipio.
Tímar en La Alpujarra de Granada
El término municipal de Lobras presenta una orografía abrupta y escarpada donde poder practicar la escalada, el descenso de barrancos o la bicicleta de montaña. Barranco del Lagarto: De pendiente media, es apropiado para la práctica del barranquismo. Cultivo en ladera de almendros y olivos con bosque de galería en sus partes más bajas. Situado al sur del núcleo de Lobras. La Lasca: Pared rocosa prácticamente vertical de unos 60 metros de altitud, cuya sombra, de forma triangular, era utilizada por los habitantes del pueblo como reloj solar para regular algunas labores agrícolas. Localizada en el Cerro de los Riscos Tajo del Águila: Espectacular precipicio, de unos 200 metros de altitud, sobre el cauce del Río de Tímar, en las estribaciones de El Fuerte, frente al Cerro de los Riscos, a cuyo pie se encuentra La Presa y por el cual discurre la vereda que conduce de Tímar a Juviles. Los Pinganos: Una serie de crestas rocosas, que coronan la cima del Cerro de los Riscos. El Fuerte: Cerro de 1.300 metros de altitud, en cuya cima todavía es posible ver los restos de lo que fue una antigua fortaleza andalusí, de grandes dimensiones. Situado sobre Tímar. Cueva de las Palomas: está ubicada en el Cerro de los Riscos. Paso de la Zorra: Estrecho y vertiginoso paso, de dificultad alta, que permite el paso, por debajo de la Cueva de las Palomas, al Cerro de los Riscos. La Presa: Constituida por una serie sucesiva de saltos de agua originados de forma natural, está localizada en la zona del Río Tímar. Piedra Amarilla: Formación calcárea de color amarillo- rojizo, de unos 30 metros de altitud, que domina y caracteriza al pueblo de Tímar. Es frecuentada por cabras monteses, rapaces y escaladores, y se ubica en la vertiente sur de El Fuerte. Peñón Hundío: Los restos cerámicos encontrados datan de una ocupación muy antigua, incluso hasta de época medieval. Además se trata de un lugar de gran belleza paisajística, ya que en su ladera se sitúan cultivos en bancales y cercanas al Peñón. Encina de Cerro Ventillla: Es la de mayor antigüedad y se localiza en la carretera de acceso al núcleo de Lobras. De carácter centenario, el tronco está dividido en dos grandes ramas.
Minas de Tímar  en La Alpujarra de Granada
7 y 8 de mayo: Fiestas en honor al Señor de la Ascensión. Se realizan en el núcleo de Tímar. Primeros de junio: Procesión del Corpus. Tiene lugar en Lobras. Último sábado de julio: Fiesta de San Agustín. Con degustación de buñuelos y chocolate, y el cante, casual, de algún trovo. En Los Morones. 15 de agosto: Fiestas de la Asunción. Se desarrollan en el pueblo de Lobras. 28 y 29 de agosto: Fiestas de San Agustín. Destaca el popular “Entierro de la Zorra” o “Baile de la Era”, que consiste en reunirse, en una era del pueblo, para hacer juegos tradicionales y concursos, acompañados de la banda de música. En el núcleo de Lobras.
En Lobras se producen aceite, almendras y maíz. También vino para consumo familiar. Una de las recetas más características es la Fritadilla de San Agustín -comida tradicional de esa festividad-, hecha a base de carne de cordero o de cerdo troceada, pimientos verdes, berenjenas, tomates, pimientos asados y aceite de oliva virgen extra.               
PATRIMONIO MONUMENTAL Y URBANO   El patrimonio artístico lo componen principalmente sus viviendas, de claras coincidencias con las edificaciones bereberes del norte de África, además de sus iglesias: Torre e Iglesia de Lobras: Es un claro ejemplo de la pervivencia de la arquitectura mudéjar en la comarca a comienzos del S.XVIII. El exterior de esta iglesia nos muestra el tratamiento que recibían los templos en el S.XVIII, mediante la imitación de ladrillos del revoco. Iglesia de Tímar: La primigenia iglesia se salvó del saqueo durante la Rebelión, al tratarse de una antigua mezquita consagrada. Destaca el tratamiento exterior, con sillares en las esquinas e imitación en el resto de los paramentos. Venta de Bolumor: Conjunto de edificaciones de una, dos y tres alturas. Lugar clave en la comunicación y abastecimiento de la zona, localizado en la Cuesta de los Almendros, al sur de Lobras. Minas de mercurio de Retamar y minas Rodríguez Acosta: La explotación de mercurio comenzó en el S.XIX, aun se conservan un conjunto de edificaciones adyacentes construidas en mampostería con diferentes habitáculos para la extracción y tratado del mercurio, conservando también parte de la maquinaria. PATRIMONIO AGRÍCOLA El “Molino de Tímar”, de dos alturas -la planta superior destinada al molinero y su familia, y la inferior al molino en sí-, posee gran interés etnográfico e histórico. En la Cuesta de los Almendros, se encuentran varios molinos, como el “Molino Tajo del Agua” -el de mayor antigüedad del término municipal-, el “Molino de En medio” -también llamado Molino de Boyas, es el de mayor tamaño-, y el “Molino de Bolumor” -fechado antes del siglo XVI y ubicado en Cuesta de los Almendros es de singular construcción en lo referente a sus caces-. Tímar cuenta con uno de los pocos  molinos aceiteros del municipio: la “Almazara de Tímar”. En cuanto a las eras, elementos representativos de la actividad agraria de la zona, destacan la “Era de Bolumor”, siendo una de las pocas del municipio de Lobras que corresponde a la Sierra de la Contraviesa, y las “Eras de los Llanos”, con unas impresionantes vistas hacia Sierra Nevada, Sierra de la Contraviesa y Sierra de Lújar. La “Acequia Real”, de época andalusí, se utilizaba para llevar el agua de riego desde La Presa, en el Río Tímar, hasta el pueblo, para terminar su recorrido muriendo en la”Alberca de las Eras de Tímar”, bajo el cementerio del pueblo.
Iglesia de Lobras en La Alpujarra de Granada
SENDERO DE GRAN RECORRIDO SENDA DE LA ALPUJARRA GR 142: TRAMO V. CÁSTARAS-CÁDIAR.   SENDERO DE GRAN RECORRIDO GR 7 – E4 TRAMO V  CÁDIAR – TREVÉLEZ. SENDERO VENTILLA PR-A 292: El Sendero Ventilla es un sendero circular que parte desde el pueblo de Lobras, más concretamente junto a la Ermita de las Ánimas y a las antiguas escuelas. En este primer tramo coincide con el GR-7 dirección Cádiar, andamos unos metros sobre carretera asfaltada ya que al poco tiempo tomamos un camino que nos sale a la derecha, en este punto dejamos el GR-7 para unirnos a otro sendero el GR-142 en esta ocasión dirección Nieles. Por donde caminamos ahora se conoce en el pueblo como “Camino de las Escañás” , vamos bajando entre cultivos de almendros, olivos y pequeños huertos de los  vecinos de Lobras. Después de andar un kilómetro aproximadamente la pista cruza un pequeño riachuelo que no lleva agua normalmente, al cruzar el riachuelo el camino que traíamos comienza a subir en una curva muy pronunciada, por ahí continúa el GR-142, nosotros debemos coger otra pista más pequeña que nos sale a la izquierda, haciendo un giro de 90º. El camino por la que transitábamos antes tiene poco tráfico y esta nueva menos aun, ya que se utiliza sólo para llegar a una labor de almendros. Resulta curioso ver a los pocos metros unos tarajes justo al lado derecho del camino, tienen un porte de árbol llegando a medir 6 metros de altura. Después de caminar durante un ratito entre almendros, la pista muere en el barranco y tenemos que continuar por una vereda. Este barranco es conocido por la gente de la zona como el Barranco del Riachuelo, el paseo por este tramo es muy agradable ya que hay bastante sombra de álamos y tarajes, también encontramos aromáticas como tomillo, orégano, lavanda, el falso regaliz, etc. Existe en este barranco un tajo a mano derecha,de roca más blanca que el resto de la zona, se llama Tajo los Vilches, antiguamente con las piedras que se sacaban de ese tajo se hacía la cal y en los pequeños barranquillos que desembocan a este más grande y por el que caminamos, todavía quedan caleras donde se calentaban estas rocas. Caminando barranco abajo, llega un momento en el que se abre y se hace más amplio, en este punto se ven unos tarajes a la izquierda del barranco, nos tenemos que desviar hacia la izquierda, cruzar estos tarajes y encontraremos el sendero que sale del barranco y comienza a subir. Merece la pena realizar una parada en este punto y tomar un descanso. El sendero por el que veníamos y que pasaba justo por el barranco era el antiguo camino que utilizaban los vecinos de Nieles para llegar hasta el Molino del Tajo del Aguila y hasta otros molinos y  almacenes situados al otro lado del Guadalfeo.Comenzamos una pequeña subida aunque algo empinada, se llama la Cuesta del Puntal, por aquí llegaban los vecinos de Lobras al Molino del Tajo del Aguila. Es una rápida subida que nos lleva hasta la era del Cortijo el Puntal, aunque el cortijo está abandonado es un sitio bonito y desde el que podremos ver el pueblo de Nieles y el Mulhacen al fondo.A partir de aquí continuaremos nuestro camino por pista hasta el final. Continuamos subiendo para situarnos en la loma del Cerro Ventilla, esta loma está completamente cultivada de almendros e higueras, según la época del año en la que decidamos hacer el paseo podremos probar o no sus frutos. En cuanto comienza la subida más suave llegamos a un cruce donde encontramos la pista principal, tomaremos hacia la derecha, desde aquí iremos caminando todo el rato por la loma del Cerro Ventilla, es un paseo muy bonito  ya que podemos disfrutar de unas vistas  panorámicas, a la derecha toda la Sierra de la Contraviesa, a la izquierda los pueblos de Nieles, Lobras, Tímar y Juviles con Sierra Nevada al fondo y  si volvemos la vista atrás veremos la Sierra de Lújar y la Sierra de Almijara y Tejeda en Málaga. Esta pista por la que caminamos era el camino utilizado antiguamente por los vecinos de Bérchules para ir hacia Granada, cuando hacían el viaje en invierno preferían ir por aquí, así evitaban el río Guadalfeo durante algunos kilómetros, aunque luego tenían que bajar de nuevo al río por la Cuesta del Puntal. Al llegar al cementerio de Lobras volvemos a salir al asfalto, tomando hacia la izquierda dirección Lobras, a unos trescientos metros pasamos junto a las Eras de los Llanos, aun intactas, la Era de arriba se conserva mejor que la de abajo, desde la Era de arriba también se disfruta de unas vistas estupendas del pueblo, la Sierra de la Contraviesa y de la Sierra de Lújar. En esta Era el día 29 de agosto se celebra una fiesta, se llama “El entierro de la zorra”, se vienen los jóvenes y los mayores del pueblo y se hacen juegos tradicionales.   SENDERO ACEQUIA DE LOS CASTAÑOS: Principal reflejo material de la adaptación de las distintas culturas a un territorio donde el régimen hídrico es muy variable a lo largo del año. Llamada “Acequia de los Castaños”, por la cantidad de éstos que acompañan su recorrido, pero un incendio en el año 1986 acabó con la mayor parte de ellos. Junto a esta acequia se está realizando en la actualidad una Vía Verde.  
Calle de Lobras en La Alpujarra de Granada Los textos expuestos proceden, en su mayor parte, de la Guía Turística de la Alpujarra de Granada, editada por la Mancomunidad de Municipios de la Alpujarra Granadina, del Instituto Andaluz de Estadística y del GDR Alpujara de Granada y de Almería. Base Cartográfica: Instituto de Cartografía de Andalucía y Google. Senderismo en Lobras